La ceremonia se llevó a cabo en Plazoleta Santo Domingo, en el marco de las actividades por el 11° Aniversario de la Virgen del Campanario.

La entronización de la Gloriosa Cruz de Douzule fue un proyecto de las Hermanas Adaro, ciudadanas de Chilecito, que expresaron la iniciativa al diputado provincial Ricardo Herrera y mediante la colaboración de la Municipalidad de Chilecito se pudo concretar.

En el año 1972 Jesús se apareció a Madeleine Aumont en Francia pidiendo a la Iglesia Católica de construir en Dozulé, Normandia, la Cruz Gloriosa para preservar al mundo de la catástrofe total. La Cruz es luminosa y alta como el Gólgota, de 738 metros con brazos de 123 metros.

La cruz entronizada en Chilecito debe cumplir con medidas específicas por ello mide 7,38 metros de alto y 1,23 metros de cada ala. Su tamaño y colorido le dan un marco de grandeza y luminosidad.

Las Cruces de mts 7,38 x 1,23 se llaman Cruces de Amor de Dozulé, no se debe confundir con la Cruz Gloriosa de 738 Mts x 123, lo única que tuvo que erigir la Iglesia Católica. Las Cruces de Amor bajo las que es necesario rezar protegerán lugares y personas.

La construcción de la misma estuvo a cargo del herrero Maximiliano Lingua, mientras que a la iluminación la hicieron  Ricardo Carrizo Juarez y Sindulfo Saavedra, de Servicios Públicos de la Municipalidad de Chilecito.

De la ceremonia participaron la intendente Silvia Gaitán, vice intendente Guillermo Aguilar, los diputados provinciales Ricardo Herrera y Lázaro Fonzalida. Las hermanas Adaro y una multitud de fieles cristianos. Fue un momento de mucha emoción y agradecimiento a Dios.