La delegación integrada por 23 niños, el director Andrés Flores, y tres profesores de guitarra percusión y teclado se presentó en la audiencia publica de los miércoles en el Vaticano, y cantaron el Tinkunaco para el Papa y toda la Plaza de San Pedro.

Posteriormente se reunieron con el Santo Padre, y le entregaron obsequios tradicionales de La Rioja.

MIRA EL VIDEO