Nicolás Kutulas (Husqvarna) se quedó con el triunfo en la XXXV edición de la Vuelta a la Tierra del Fuego en base a una estrategia que estuvo a la medida, equilibrando el físico y apretando en el momento clave donde definió la carrera. El riojano Diego Llanos (Beta) fue su escolta mientras que el fueguino Gastón Martínez (Husqvarna) cerró el podio al quedarse con la segunda etapa por tiempo neto y en el camino.

Dom, 01 de Abril de 2018

La XXXV edición de la Vuelta a la Tierra del Fuego evidenció el salto de calidad que ha tenido la carrera en los últimos años, a partir de las modificaciones que ha ido llevando a cabo para ordenar el tránsito en la ruta y darle dinámica a los más de 200 kilómetros que transita el Enduro más austral del mundo y a su vez más antiguo de la Argentina.

Desde Salta llegó al Fin del Mundo y se enfocó en ganarla desde el día que la conoció. Hace un año, Nicolás Kutulas se subía al podio escoltando a Ariel Lenti, pero anoche pudo treparse a lo más alto imponiendo su jerarquía.

Pero esa jerarquía tuvo dos puntos fundamentales: el físico y la estrategia. Desde el inicio el salteño dejó en claro que no quería regalar nada. Si bien llegó pocos días antes de la largada y algo cansado tras el triunfo en la primera del Argentino, junto a su amigo el riojano Diego Llanos se mentalizaron en la tarea para desarrollarla a la perfección.

Kutulas metió el Nº1 en el Clasificatorio que unió la cabecera del Lago Fagnano con la trepada del Valdez sin especular absolutamente nada, saliendo el viernes por la mañana desde José Menéndez con la responsabilidad de encabezar el pelotón de más de 170 pilotos que fueron de la partida.

El joven Demian Ruiz salió a perseguirlo, sin darle caza en ningún momento, lo que deja en claro lo arriesgado de Kutulas, acelerando sin referencia y en un terreno prácticamente desconocido.

En los tiempos era líder Federico Velázquez, que había salido más atrás, y Martínez era veloz metiéndose de lleno en el lote de punta. No obstante, Kutulas sufre una caída a tres kilómetros de la llegada, lo que le permite al fueguino de la Husqvarna: Martínez, adueñarse del parcial cronometrado.

 

 

Kutulas la definió temprano

El salteño que fue atendido por Patagonia X-Treme Team, pero representa a Lelli Competición, rompió los relojes desde Tolhuin hacia el Río Olivia haciéndole más de cinco minutos a sus inmediatos perseguidores, en este caso Diego Llanos, que asomaba tras un primer tramo de mucho cuidado donde no arriesgó nada. Tercero quedaba Martínez y cuarto Leonardelli, los dos créditos fueguinos que consiguieron aventajar a los históricos Jerez y González.

Literalmente imposible

Siempre que se larga el segundo día fuerte de carrera con una diferencia favorable de casi 7 minutos, queda la expectativa de los imponderables que tiene la Vuelta para modificar la situación, de lo contrario resulta casi imposible.

Kutulas salió con la estrategia clara de manejar los tiempos de la carrera, preservando su físico por una lesión en su hombro. No obstante, a menos de cinco kilómetros del inicio se pegó, sufriendo dolores en la pierna que lo aquejaron hasta la llegada.

Llanos y Martínez, alternados a lo largo de todo el camino, se encargaron de completar el trío de punta que encabezó la carrera rumbo a Río Grande.

“Gastoncito”, el local, el nuestro, sacó a relucir la estripe ganando ambos parciales, tanto hasta el Valdez como hasta José Menéndez. Llegó primero a la bandera a cuadros y se adjudicó el podio, muy cerca de arrebatarle la ubicación de escolta al riojano Llanos, que debutó en la Vuelta con el mismo resultado que Kutulas (2º).

Seguramente lo tendremos el año que viene, misma situación que el salteño de Husqvarna, quien usando la cabeza se limitó a seguir a sus rivales más acérrimos para sacarse la espina de ganar el Enduro más austral del planeta.

 

Motos Expertos

Pos/Nº Piloto 1ª Etapa 2ª Etapa Tiempo Total

1º 2 Nicolás Kutulas 4:31:22 4:43:46 9:15:18

2º 8 Diego Llanos 4:38:07 4:43:52 9:22:00