La coordinación de políticas del Banco Central y Hacienda, por parte de Luis Caputo y Nicolás Dujovne, trajeron un día de alivio a los mercados (Nicolás Stulberg)

La coordinación de políticas del Banco Central y Hacienda, por parte de Luis Caputo y Nicolás Dujovne, trajeron un día de alivio a los mercados (Nicolás Stulberg)

La rueda financiera y cambiaria posterior a las medidas de Hacienda y de la autoridad monetaria fue positiva: bajaron el riesgo país, el tipo de cambio, y subió la Bolsa. Pero "sin la recuperación de la paridad de los títulos, las medidas del Banco Central hubieran sido vanas", señaló un operador a Infobae.

"Hasta hoy todo el mundo vendía bonos para comprar dólar-billete. Hoy, gracias al rebote de Turquía, volvieron los compradores de títulos públicos. Para mí es más importante que el Bonar 2024 haya subido más de 3% que que el dólar haya bajado treinta centavos", agregó.

Todo esto lo contaba un operador mientras aguardaba el segundo examen que debía aprobar el Banco Central: la licitación de Lebac. Y ese examen lo aprobó porque superó las expectativas de la autoridad monetaria. La demanda no excedió por escaso margen a la oferta de Lebac. Es decir que no todos quisieron renovar la tenencia de estos bonos.

Los inversores no bancarios ofrecieron $213 mil millones que fueron inferiores a los $230 mil millones que como máximo quería colocar el Banco Central. Se adjudicaron $201.701 millones a tasas de 45,04% anual para las de 35 días; de 45% para las de 63 y de 42,75% a 98 días. Fueron rendimientos inferiores a los que se habían negociado en el día anterior en el mercado secundario donde para 35 días llegó a 49% anual.

El corte de las Lebac se ubicó 4 puntos porcentuales por debajo del rendimiento previo en el mercado secundario

Las Nobac a tasa fija y variable, por las que solo podían pujar los bancos, se declaró desierta. Cabe aclarar que las entidades están con demasiados bonos en sus carteras por eso la oferta fue de apenas $11.955 millones, pero fueron rechazados porque sus pretensiones fueron mayores a las que estaba dispuesta a convalidar el Comité de Política Monetaria.

Segundo test de la semana

Pasada esta prueba, este miércoles tendrá otro desafío, la colocación de Letras del Tesoro a corto plazo. Una a 105 días con capitalización mensual de 3% y otra a 224 días con una capitalización de 2,85%. Son rendimientos anuales muy elevados. Por caso 3% mensual equivale a una tasa efectiva anual de 43% anual.

Pero como el eje central son los bonos de la deuda, el destino estará inevitablemente atado al de Turquía, cuyo riesgo país ahora está bajó a cerca de 600 puntos, después de que la lira subiera 8% y recortara 12 caídas consecutivas. Si los títulos turcos entran en default, lo pagarán todos los países emergentes.

Y este es el otro factor a tener en cuenta, más allá de que el dólar bajó en el mundo. El índice DXI, que mide a la principal divisa del planeta contra las seis monedas más importantes del mundo, cedió 0,02%; frente al peso mejicano perdió 1,20%. Chile y Brasil sucumbieron. El peso chileno bajó 0,6% y el real, 0,9%. El peso argentino subió 1%, bajó 30 centavos el tipo de cambio en el canal minorista.

El peso chileno bajó 0,6% y el real, 0,9%. El peso argentino subió 1%, bajó 30 centavos el tipo de cambio en el canal minorista

La subasta de dólares de las reservas del Banco Central, también fue el centro de atención. La entidad que preside Luis Caputo puso a disposición del mercado USD 500 millones, pero vendió 200 millones a $29,40. El precio más bajo que ofrecieron fue de $29,37. No hubo demasiada demanda porque el mercado de divisas está reducido debido a que la plaza está seca: faltan pesos.

De todas maneras, la señal que envió el Central es que no tolerará variaciones violentas del dólar. Luis Caputo eligió marcar su intención de bajar al tipo de cambio y guardar USD 300 millones para otra ocasión.

La señal que envió el Central es que no tolerará variaciones violentas del dólar. Luis Caputo eligió marcar su intención de bajar al tipo de cambio

En bancos y casas de cambio, la cotización del dólar bajó 30 centavos, a $30,68 para la venta, en el promedio de entidades que releva la autoridad monetaria. Antes de la licitación había tocado $29,80 por unidad.

En el mercado mayorista, donde los negocios subieron a USD 719 millones porque se agregaron los USD 200 millones de la licitación, la divisa por una operación de último momento cerró a $29,60, después de haber operado a $29,95. La caída fue de 37 centavos.

Las reservas bajaron USD 366 millones, a USD 56.256 millones. En el exterior se perdieron USD 8 millones y se pagaron USD 6 millones a organismos internacionales y a Brasil.

El Merval subió más en dólares que en pesos

La Bolsa, por su parte, recuperó 1,82% con un buen monto de negocios de $800 millones. Hubo alzas de hasta 12,42% como fue el caso de Cablevisión. La Distribuidora de Gas Cuyana 10,67%, Mirgor 10,27% y Ternium 8,05%, también sobresalieron.

Como el tipo de cambio de pesos por dólar disminuyó, la ganancia del Merval en términos de la divisa norteamericana se aproximó al 3 por ciento.

En Wall Street, los ADR's argentinos (certificados de tenencia de acciones que cotizan en dólares) tuvieron reacciones cautas. Los que más subieron fueron los de Loma Negra 6,9%, Corporación América 3,9%, YPF 3,38% y Teelcom 3,31 por ciento.

Repunte del Bonar 24

En la plaza de títulos de la deuda, la más importante para el Banco Central y grandes inversores, se negociaron $15.863 millones. Se destacó la suba de 3,11% del Bonar 2024, el bono de referencia en dólares que llegó a tener una tasa de retorno de 10,3% anual y ahora bajó a 9,5 por ciento.

Como consecuencia de la suba del resto de los bonos en dólares, (el Bonar 2020 avanzó 2,13%), el riesgo país se redujo 56 unidades, a 692 puntos básicos, significó una poda de 7,5 por ciento.

El índice de riesgo país disminuyó 7,5%, a 692 puntos básicos

Como la tasa de los Bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años subió a 2,89% anual, con este riesgo país, la Argentina debería pagar 9,81% anual si saliera a tomar deuda en el mercado internacional. Es un nivel alto, pero inferior a 10,35% anual que debía pagar anteriormente. Por eso el esfuerzo está concentrado en bajar el riesgo país.

El retroceso del dólar será consecuencia de la suba de los bonos. Pero, al igual que en el Mundial de Fútbol de Rusia, la Argentina depende de otros, en este caso de lo que suceda con Turquía que este martes derrumbó tipo de cambio por dólar 8%, después de una docena de ruedas de caídas de la lira.

Seguí leyendo:

Peña defendió las medidas sobre retenciones y aseguró que "hay que acostumbrarse a vivir con un tipo de cambio flotante"

Martín Redrado: "La Argentina va a tener la capacidad de financiamiento para el 2019"

Gabriel Torres, de Moody's: "La suba de la tasa de interés retrasará la salida de la recesión"