El presidente del Banco Central, Luis Caputo

El presidente del Banco Central, Luis Caputo

Pese a la leve suba de fin de mes, hubo una notoria caída de la demanda de dólares. De hecho, el Banco Central compró en los mercados de futuros USD 800 millones en distintos plazos ante la falta de demanda y para evitar que el dólar bajara aceleradamente. Esta operación le permitió ganar una buena cantidad en pesos, porque hasta no hace mucho tiempo era vendedor de futuros. Ahora, recompró parte de lo que vendió en distintos fines de mes, a precios más bajos.

El último día de julio no se puede tomar como vara para medir porque las urgencias hacen perder de vista la tendencia. No hay que olvidar que fue un día en que el dólar subió en el mundo. El peso mexicano perdió 0,45% y el peso chileno tuvo su sexta baja consecutiva. El real brasileño se devaluó 0,80% y el índice del dólar frente a las seis monedas más importantes del mundo subió 0,20%.

Pero, además, bajó el precio del bono del Tesoro norteamericano y su rendimiento llegó a 2,99% -el más elevado en un mes y medio- para luego terminar a 2,96%. Este encarecimiento de la tasa de retorno provoca que los capitales vayan hacia Estados Unidos y encarezca la deuda de los países emergentes. A Donald Trump no es un movimiento que le agrade porque gran parte de la caída se debe a la presión vendedora del Banco Central de Japón. Cada vez que baja el bono sube su tasa de rendimiento.

En este marco, causó alivio que Estados Unidos retome sus conversaciones con China. La noticia no solo hizo subir a Wall Street, sino que provocó el aumento de algunas materias primas. Por caso, la soja aumentó nada menos que 2,5%. La contracara es que el petróleo tuvo el mismo aumento y esa no es una buena noticia para la Argentina que tiene problemas con el precio de los combustibles.

En este marco, el dólar en bancos y casas de cambio subió un centavo a $ 28,03. En la plaza marginal el "blue" tocó un piso de $ 28,10 para luego cerrar a $ 28,35, quince centavos menos que la rueda anterior.

En la licitación diaria de USD 100 millones que hace el Banco Central por cuenta y orden del Tesoro, el precio de corte fue de $ 27,35, un valor que es 4 centavos superior al del día anterior.

La plaza mayorista negoció USD 605 millones y aquí se notó una mayor demanda de divisas. De hecho, el dólar "hoy" subió 15 centavos a $ 27,41.
De todas maneras, en julio el dólar minorista terminó 5,40% abajo y el mayorista, 5%.

Las reservas bajaron USD 91 millones a pesar de que no se hicieron pagos al exterior y se ganaron USD 3 millones por la suba de bonos soberanos. Cabe aclarar que dentro de la caída se computa el encaje de los fondos que licita el Tesoro diariamente.

Para Adrián Mercado, del sector inmobiliario, el aspecto más positivo de julio fue "la estabilización del dólar porque es lo que más influye en la compra y venta de departamentos. La caída de los créditos se debe más a la inestabilidad de la divisa que a la suba o a la baja. Por eso creo que en agosto puede mejorar levemente la actividad del sector".

Los negocios en títulos de la deuda, bajaron 30% a $ 17,560 millones. El Bonar 2024, el bono en dólares de referencia, perdió 0,57% porque la suba de rendimiento del bono del Tesoro norteamericano fue lapidaria para todos los títulos de los países emergentes.

La tasa de Lebac bajó medio punto en el corto plazo. A 14 días quedó en 45,90% anual. La de 49 días perdió 0,20 puntos y cerró en 45,05%.
La Bolsa finalizó con una leve alza, pero celebró un mes donde recuperó 17% de sus ganancias en dólares. Claro que esto no alcanza para compensar 54% en divisas que llevaba perdido a lo largo del año.

El índice Merval de las acciones líderes ganó 0,19% después de estar una gran parte de la rueda en terreno negativo. Lo relevante fue el crecimiento del monto de negocios a $ 825 millones, lo que muestra que los inversores están asumiendo más riesgos. La baja del dólar y la suba de la Bolsa, en julio, fueron de la mano.

No hubo acciones sobresalientes en la rueda. Lo más destacado fue Banco Supervielle (+2,83%), Cablevisión (+2,66%) y Telecom (2,50%).

Fuente: Rava

Fuente: Rava

En Wall Street, los ADR's de las acciones argentinas que cotizan en dólares, tuvieron una rueda de recuperación después del mal final del lunes. Banco Supervielle sumó ganancias por 2,50% y Corporación América avanzó 1,09%. No fueron grandes subas, pero los papeles en alza superaron a los que bajaron.

Agosto comienza con apostadores a favor del peso. La tasa de interés está muy fuerte y quedan menos compradores de divisas. Una parte de lo que sucederá en el mes estará atada a que siga esta política de "sequía de pesos". Pero hay otra parte que no maneja el Gobierno y es lo que suceda en Estados Unidos. Nadie espera que esta reunión de la Reserva Federal termine con una suba de tasas, pero las encuestas indican que 2,68% de los economistas consultados en Estados Unidos opinan lo contrario.