Luis Caputo, ministro de Finanzas.

Las Letras de Tesorería (Letes) emitidas en dólares se han transformado en uno de los instrumentos de inversión favoritos para los ahorristas y también para los fondos comunes de inversión. Pero la licitación de hoy tiene una particularidad que la hace especialmente atractiva: mientras que para todos los bonos emitidos en moneda dura tuvieron en los últimos dos meses una fuerte caída del rendimiento, esto no sucedió con estos títulos, los más cortos que emite el Gobierno.

Para el plazo de seis meses, el Ministerio de Finanzas informó una tasa de 2,83% anual, mientras que para la de un año se ubica en 3,10 por ciento, es decir los mismos valores que en las últimas licitaciones. Sin embargo, de haberse respetado la reducción de tasas que tuvieron el resto de los títulos, estos papeles tendrían que salir a un rendimiento claramente inferior: 2% para el plazo de seis meses y como máximo 2,5% para un año.

Aunque todos los bonos en dólares tuvieron fuertes caídas de rendimientos, las Letes en dólares siguen pagando más de 3% anual

Visto de otro modo, se trata casi de un "regalo" por parte del Gobierno, que busca seguir seduciendo con estos títulos a los inversores minoristas. El bono en dólares que cotiza en el mercado emitido por la Argentina con vencimiento en abril de 2019 (o sea 18 meses) rinde 2,8%, mucho menos que las Letes a un año.

Desde el punto de vista del proceso de reducción de tasas, esta licitación es entonces una oportunidad inmejorable para conseguir un rendimiento atractivo en moneda dura, sin necesidad de estirar demasiado los plazos. El Gobierno posee ya un stock de Letes que supera los USD 13.000 millones, el cual debe ser renovado regularmente. Eso también explica por qué se busca tentar al inversor minorista con una tasa muy atractiva.

Las Letes también tienen un rendimiento excepcional si se compara con los plazos fijos en dólares. Los bancos pagan tasas de apenas entre 0,5% y 1% anual, ya que tienen divisas en exceso.

Los bancos pagan tasas de apenas entre 0,5% y 1% anual, ya que tienen divisas en exceso

Pero además de una excelente tasa, las Letes tienen otras ventajas para los inversores pequeños y medianos, entre las que se pueden mencionar las siguientes:

1. Se trata de la manera más barata de dolarizarse, ya que es un instrumento que se suscribe con pesos al tipo de cambio mayorista, que surge de la Comunicación "A" 3.500 que diariamente divulga el Banco Central. Esta cotización cerró ayer a 17,44 pesos y es la que se utiliza como referencia para la licitación de hoy, mientras que en el Banco Nación (en general ofrece el precio más bajo) se conseguía a $ 17,65. Obviamente las Letes también se pueden adquirir directamente con dólares.

2. Ofrece una exención impositiva total para el inversor. No se trata de un tema menor, ya que quienes suscriban estos títulos seguramente los mantendrán hasta fin de año. En ese caso, no pagarán Impuesto a las Ganancias ni a los Bienes Personales, por tratarse de un título público. Esto los vuelve más atractivos comparativamente con otros títulos tanto soberanos como corporativos de terceros países, que sí están sujetos al pago de ambos gravámenes, con lo que el inversor pierde rentabilidad.

3. Los pequeños inversores tienen prioridad en la licitación, ya que hasta los USD 50.000 no entran dentro del prorrateo que sí les toca a los más grandes.

Además de las Letes, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, definió la reapertura de dos bonos en pesos, que ajustan por tasa BADLAR al 2022 y 2023. En este caso, la idea sería conseguir unos $ 30.000 millones para ir completando las necesidades de financiamiento del 2017.

LEA MÁS:

El riesgo país en descenso quebró el piso de los 400 puntos

Para el FMI, la inflación aún está "muy por encima" de las metas del Banco Central