En un ambiente triunfalista el intendente capitalino Alberto Paredes Urquiza, le dedicó el triunfo a “toda la gente qué le dijo no al atropello, que le dijo no a la soberbia,  a la gente que quiere una Rioja distinta”.

Sin nombrarlo envió un tiro por elevación al diputado Beder Herrera, quien se hizo cargo de la derrota del PJ.

La intendencia de Paredes Urquiza tuvo que enfrentar enormes problemas institucionales por “pensar que se puede hacer mejor las cosas en la provincia, pero ya estamos trabajando en un frente provincial para coronar con un triunfo en el 2019”.

“Ni Felipe (Alvarez) ni yo vamos a dejar de ser justicialista, ni Julio(Martínez) ni Inés(B. Y Doria) van a dejar de ser radicales, pero juntos soñamos con una provincia distinta, donde la prioridad sea la gente. El mensaje del electorado fue contundente y nos marca el camino  para lograr un cambio profundo en la provincia”, finalizó el enfervorizado intendente.

AUDIO COMPLETO