Leonardo David Sosa, un riojano radicado en Miami, desde los Estados Unidos nos cuenta a Mañanas de Radio, su experiencia y el porque de su emigración al país del norte.

Mar, 15 de Mayo de 2018

“Muy contento de estar con ustedes, y bueno cuando estamos acá lejos recordamos los lugares que solíamos frecuentar. Yo sigo manteniendo mis raíces y mi tonada.” comenzaba diciendo el Licenciado Sosa.

Sosa era integrante de una importante consultora dedicados a asesoramiento y encuestas para al sector político, y ademas tenía una fabrica de muebles en el conurbano bonaerense, cuando un hecho de inseguridad lo hizo pensar en irse del país.

“Como todas las cuestiones fue principalmente un hecho personal que me pasó, y qué no fue el primer un hecho de inseguridad. Sufrí varios robos yo estaba residiendo  en provincia de Buenos Aires, y el  7 de julio del año pasado 5 personas armadas y entraron a robar a mi fábrica, intentaron secuestrarme, porque me estaban esperando, yo por suerte no estaba. El lugar queda a 50 metros el destacamento policial y en el lugar estaba mi hijo y no se dieron cuenta que era mi hijo, porque si no lo iban a secuestrar a él. Las cámaras lograron filmarlos e identificarlos quiénes eran, pero bueno no sé si por las cuestiones burocráticas de la justicia o el accionar y la cooperación que tiene que haber entre la justicia y la policía, nunca se autorizaron los allanamientos, se puso trabas en la investigación y bueno entonces yo me sentí defraudado. Fue la gota que rebasó el vaso. Me sentía muy mal y mi señora, que es el soporte mío, me dijo no podemos vivir así. Trabajamos todo el día. Nos esforzamos, tratamos de salir adelante y que haya tanta impunidad, fue como un corolario de los que ya nos había pasado. En ese mismo momento a la tarde hablé con gente conocida que tenía en Estados Unidos me recomendaron un abogado, hice una videoconferencia con el abogado, le explique cuál era mi situación cuál era mi modelo de negocios, le consulté si yo podía lograr los papeles en Estados Unidos, me dijo que sí y bueno y ahí empecé el camino que fue arduo, duro, trabajoso. Estados Unidos es un país en donde la justificación de lo que uno dice o hace tiene que estar plasmada en los papeles. Se controla todo  y a pesar del cepo inmigratorio a partir de la asunción de Trump, logre la entrevista en el Consulado Argentino, en tres días. Al presentar los papeles de mi proyecto, ha sido una de las excepciones que haya sido aceptado tan rápido. Tuve la entrevista en la Embajada Argentina el 29 de noviembre, y bueno, en 15 minutos me aprobaron la residencia como no-inmigrante, como inversor, por 5 años. A partir de esos 5 años voy a poder aplicar para la residencia y después de la residencia para la ciudadanía. En Estados Unidos hay dos clases de personas: las que tienen papeles y las que no tienen papeles. Las que no tienen papeles no tienen posibilidades de llegar a su techo, si de vivir bien, pero en el caso del que tiene los papeles, su futuro digamos depende de uno y no tiene techo para poder hacerlo hasta lo inimaginable”. Escucha el relato completo del Lic. Leonardo Sosa, para Mañanas de Radio, por la Diez Trece.

AUDIO LEONARDO SOSA