Theresa May, en la Cámara de los Comunes
Theresa May, en la Cámara de los Comunes

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, anunció este lunes que el acuerdo del Brexit que ha consensuado con Bruselas se votará en la Cámara de los Comunes en la semana del 14 de enero.

El organismo debía votar el 11 de diciembre el texto alcanzado tras 17 meses de difíciles negociaciones, pero ante la evidencia de que sería ampliamente rechazado, May decidió aplazar la sesión.

Luego compareció en los Comunes para informar sobre el pasado Consejo Europeo en Bruselas, cuando los líderes comunitarios descartaron renegociar el acuerdo sobre la salida británica de la Unión Europea (UE), si bien aceptaron hacer "clarificaciones" sobre puntos conflictivos.

El líder de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn acusó a May de someter al país a una "crisis nacional" y le pidió "dejar de perder el tiempo".

"No hay excusa para retrasarlo más. Hay que votar ya para que podamos salir de esta desastrosa situación", manifestó el líder laborista.

La líder conservadora dijo que el debate se retomará la semana del 7 de enero a fin de celebrar una votación sobre el tratado la semana siguiente.

(Reuters)
(Reuters)

En la cumbre de la semana pasada en Bruselas, sus homólogos le reiteraron la imposibilidad de una nueva negociación, pero la primera ministra afirmó que continuaría las conversaciones en busca de "garantías" para tranquilizar al Parlamento.

Difícil negociación

El acuerdo alcanzado choca con el rechazo de la oposición laborista, los centristas liberaldemócratas, los nacionalistas escoceses, los unionistas norirlandeses del DUP –en cuyo apoyo se basa la mayoría parlamentaria de May— y más de un centenar de conservadores rebeldes.

Los defensores del Brexit temen que mantenga al Reino Unido indefinidamente atrapado en las redes europeas, mientras los proeuropeos defienden que sus condiciones son peores que las que tiene actualmente el país como miembro de la UE.

El propio gobierno de May reconoció que cualquier modalidad de Brexit resultará negativa para la economía británica, aunque advirtió que la peor opción sería dejar el bloque sin acuerdo, lo que sumiría al país en una crisis de enormes proporciones.

(Con información de EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Crece la presión en el Reino Unido para convocar a un segundo referéndum sobre el Brexit

Theresa May superó la moción de confianza y continuará como primera ministra británica